Archivo de la categoría: Sexualidad

La mujer necesita llegar al climax, ¿por qué?

Muchas mujeres reconocen que pueden disfrutar del sexo sin alcanzar el orgasmo, pero no por ello nos debemos acomodar, lo que ella quiere obviamente es llegar al climax, para que el sexo no sea simplemente bueno, sino excelente y para que te pida más y más.

Una mujer que disfruta del sexo es menos reticente a probar cosas nuevas, sabe que contigo disfruta, y por tanto si le propones cosas como lo juegos de roles, el bondage, el sexo oral o anal, al menos se lo planteará e incluso probará en lugar de negarse. Por tanto hablamos de relaciones sexuales más abiertas y con placeres más diversos.

Ahora bien, si no te molestas en conseguir que ella llegue al climax y disfrute de los orgasmos, entonces es natural que ella no quiera ser generosa contigo, y se niegue de plano a probar cosas nuevas, ya que es probable que tampoco las disfrute.

Sigue leyendo

Dolor penetrante

El precipitarte durante el coito, es decir, el querer introducir el pene antes de la mujer esté lista y forzar suele dar como resultado un dolor penetrante y que bloquea e incluso anula la excitación por un momento.

Si esto ocurre al intentar la penetración vaginal en alguna que otra ocasión, simplemente se debe a falta de excitación, ahora bien, si ocurre con cierta frecuencia puede que una llegue a tener cierto miedo, nerviosismo o aprensión a la penetración, lo que anula la excitación natural que deberíamos sentir en ese momento.

Existen también ciertas infecciones que pueden estar relacionadas con el dolor en la penetración vaginal, por lo que no deberías descartar una cita con el ginecólogo para detectar cualquier tipo de problema.

Sigue leyendo

Posturas con la mujer encima

Una de las posturas sexuales preferidas de las mujeres de hoy en día es estar encima. Quizás unas décadas atrás esto resultaba incómodo a algunos hombres, pero hoy en día esto ya no implica ningún tipo de sumisión, además resulta muy placentero para ambos.

Las posturas con la mujer encima del hombre son muy interesantes para ellas, puesto que les permite tener el control sobre el ritmo, la profundidad de penetración y la intensidad del roce con los genitales externos de la mujer, donde se encuentra el clítoris.

Para el hombre es placentera esta penetración porque el ángulo de penetración favorece el roce del glande en el interior, además la situación y el poder contemplar a la mujer en todo su esplendor dispara los estímulos visuales, tan importantes en la sexualidad masculina.

Por si quieres probar algo diferente, una variantes de las posturas con la mujer encima consiste en que el hombre se tumbe relajadamente boca arriba, con las rodillas dobladas, pero piernas separadas.

Ella se coloca encima como siempre, pero en esta ocasión debe colocar un pie apoyado completamente sobre la planta, con la rodilla doblada hacia arriba, como si hiciera amago de levantarse o estuviera haciendo estiramiento.

Su otra pierna la debe estirar y quedar apoyada desde la rodilla hasta el pie. El resultado sería algo parecido a lo que vemos en la imagen, pero obviamente falta el hombre debajo.

Lo bueno de esta postura sexual es que le da mucha libertad a la mujer para subir y bajar, ir hacia delante o hacia atrás, y general realiza cualquier movimiento con menos esfuerzo. Lo malo es que no debemos estar todo el tiempo con esta postura, ya que ella podría llegar a tener calambres en la pierna.

Sexo y contacto visual

Hay personas que no se dan cuenta de la relación que existe entre sexo y contacto visual, el mirarse de vez en cuando durante el acto sexual puede incrementar notablemente la excitación, y puede transmitir mucha información sin intercambiar una sola palabra.

El contacto visual es un método de comunicación no verbal muy interesante durante el sexo. Quizás no te habías percatado, pero nuestros ojos son capaces de transmitir muchas emociones. En cambio, la palabra incorrecta en el momento menos apropiado es capaz de acabar con toda excitación sexual.

Tampoco se trata de mantener la mira fija el uno en el otro mientras practicais el coito, sino de crear es vínculo que podéis tener hasta en una terraza de ver, donde una simple mirada ya os dice cosas como te quiero, vayamonos ya, o qué pesada es esta persona que tenemos en frente.

Sigue leyendo

Mitos sobre el orgasmo femenino

Hoy vamos a ver mitos sobre el orgasmo femenino que aunque no son ciertos, muchos hombres y mujeres los creen a pies juntillas, cuando realmente poco  o nada tienen que ver con la realidad.

Seguro que alguna vez has oido hablar de mujeres que no son capaces de tener un orgasmo, o de penes enormes que provocan gran cantidad de orgasmos, ¿pero acaso es eso cierto?. Estas y otras cuestiones las veremos a continuación.

Sigue leyendo