Calvo o impotente, tú eliges

Yo creo que J. Statham no la toma...

La finasterida es un fármaco que se viene empleando ampliamente en los tratamientos para la calvicie, si bien es cierto que impulsa el crecimiento del cabello en los hombres, según una revisión de varias investigaciones (12 estudios que incluyeron a 3.927 hombres), también puede que algunos puedan desarrollar problemas sexuales.

La finasterida trabaja bloqueando una enzima que convierte la testosterona en dihidrotestosterona, la hormona responsable de la pérdida del cabello. Analizando los resultados de los estudios vieron que los hombres que tomaban finasterida reportaban una mejora del 30% después de dos años.

Si bien descubrieron que los hombres con la forma más común de calvicie que tomaron finasterida tienen más probabilidades de experimentar un aumento en el recuento de pelo, y además este es más grueso, también encontraron que aproximadamente 1 de cada 80 experimentan disfunción eréctil.

¿Pero entonces estamos dispuestos a ser impotentes con tal de no quedarnos calvos? Al parcer si, porque los hombres que experimentaban tales efectos secundarios en el plano sexual no eran más propensos a dejar de tomar el medicamento.

Está claro que si uno busca un crece pelo o un tratamiento para recuperar la densidad capilar, quizás está dispuesto a sacrificar otros aspectos menos visibles de su virilidad. El caso es que prácticamente la mitad de los hombres experimentan pérdida de cabello a los 50, así que ¿cuántos de ellos serán impotentes?.

Visto en Archderm.ama-assn.org