Cámaras ocultas en un apartamento

Menuda sorpresa se han llevado estas dos bulgaras que pasaban el verano en Estados Unidos para trabajar y aprender inglés, resulta que el propietario es un psicopata de cuidado, ya que había colocado supuestas alarmas de incendio por toda la casa, pero curiosamente de todas ellas salían cables que iban a parar a un mismo armario cerrado con candado, ¿pero que había en el armario?.

Pues ni más ni menos que una centralita de datos conectada a un router wifi, de manera que el propietario podía estar en la casa de al lado, o en cualquier otro sitio de las proximidades y recibir las imágenes que capataban todas las cámaras ocultas instaladas dentro de las alarmas de incendio.

El muy voyeur había instalado cámaras ocultas por toda la casa, y cuando digo toda, me refiero hasta en el baño!. ¿Qué clase de incendio se va a producir en el baño que no podamos apagar con la ducha?, digamos que peco de listo, y le acabaron pillando.

El problema ahora es determinar a dónde han ido a parar todas las imagenes que han captado esas cámaras ocultas durante las últimas semanas, habrá que ver si se comercializaron en Internet o el propietario simplemente las almacenaba para luego editarlas y venderlas.

Lo acojonante de toda esta historia es que justamente hoy se estrena la película «Victima Perfecta», donde una muchacha alquila un apartamento espectacular a un precio más que asequible… acabará dandose cuenta de que hay algo raro en su apartamento, pero quizás sea demasiado tarde. Aquí os dejo el trailer.