Cinco reglas sexuales que debes romper

Hay ciertas reglas sexuales no escritas que de una u otra manera se siguen transmitiendo generación tras generación, y no todas ellas son positivas. Hoy vamos a ver cinco reglas sexuales que debes romper lo antes posible, por favor colabora con nosotros!.

El tiempo importa

¿El tiempo importa?, esta es una de las reglas sexuales más absurdas y que sigue perdurando, en realidad el tiempo no importa, uno puede echar un polvo rápido de dos o tres minutos, y disfrutar tanto como aquella vez que estuvo más de dos horas en la cama haciendo de todo.

La clave está en que un polvo rápido puede ser fruto de la acumulación de una gran excitación, y cuando esta se libera genera tanto o más placer que una hora de mete saca, que de hecho puede llegar a ser aburrida si no sabemos mantener la excitación del momento.

Si es por la mujer, no te preocupes, hay mujeres capaces de tener un orgasmo mucho antes que un hombre. La clave insisto, está en el nivel de excitación, si ella quiere sexo, deja de perder el tiempo con besos y caricias, y si estás a punto de correrte, no te pongas a pensar en tu abuela para durar más, es absurdo.

Él debe tomar la iniciativa

Que el hombre debe tomar la iniciativa es un concepto tan equivocado, que a muchos hombres y mujeres les llega a crear cierto complejo que sea la mujer la que le pida sexo. Ellas pueden tener tanto o más deseo sexual que nosotros, por tanto ¿por qué iban a esperar a que uno tome la iniciativa?.

Desde hace mucho tiempo, y en diferentes culturas, se quiere asignar a la mujer un rol sumiso en las relaciones sexuales, lo cual puede ser frustrante para muchas mujeres, y un chasco para todos aquellos hombres que se excitan cuando es ella la que toma la iniciativa.

No todos los hombres son iguales, y los hay que por una u otra razón no se encienden, y que necesita que sea la mujer la que tome la iniciativa, por tanto rompamos esta regla sexual tan inutil como problemática.

Las fantasías sexuales son para el porno

Muchas parejas al cabo de unos años de relación se quejan de la monotonía, lo cual es natural si uno siempre hace lo mismo. Si les planteas el tema de las fantasías sexuales, pensarán que eso es cosa de las películas porno, y que no va con ellos.

Gran error, las fantasías sexuales pueden abrir un abanico enorme de posiblidades, no hace falta disfrazarse, a veces no hace falta ni hablar, simplemente dar rienda suelta en nuestra mente la idea de que nuestra pareja es un compañero de trabajo, nuestro profesor o alumno, un desconocido o cualquier otro rol que nos pueda resultar excitante.

Puede que te sorprenda, pero funciona la mar de bien!. Si además sois creativos y usáis ropa, y entablais un diálogo convincente, aquello puede ser una explosión de sexo salvaje y excitante, ¿y eso por qué?, pues simplemente porque ya sabe lo que te gusta y como te gusta, pero al introducir la variante del rol, las sensaciones parecen nuevas.

Ambos tenemos que llegar al climax

No vamos a negar que es una idea romántica, pero lo de que ambos tenemos que llegar al climax, y además al mismo tiempo es cosa de las películas o de cualquier mente maniática, la realidad es que la química de ambos cuerpos funciona a su ritmo, y lo mismo a veces viene antes y otras se hace un poco de rogar.

Igualmente puede ocurrir que uno de los dos no consiga un orgasmo, no hay problema!, tanto el hombre como la mujer disfrutan del sexo, si por alguna razón el orgasmo o la eyaculación no llega, no pasa nada, se puede volver a intentar más tarde. Hay que aprender a disfrutar del viaje, y no obsesionarse con llegar al destino.

Por tanto, acabemos con estas dos reglas sexuales, no hace falta que ambos lleguemos al orgasmo, y ni mucho menos tenemos que llegar ambos al mismo tiempo.

Si hay otras reglas sexuales que te perturban y que te gustaría romper, no dudes en compartilar con los demás a través los comentarios que puedes escribir más abajo.