Como elegir un arnés

A pesar de que los strap-on están considerados un clásico en el mundo de los juguetes eróticos para lesbianas, lo cierto es que los arneses con dildo cada vez se emplean más entre parejas de todo tipo de orientación sexual. Los strap-on abren el abanico de posibilidades y permiten que tanto un hombre como una mujer puedan ser penetrados por un hombre o una mujer.

La ventaja de los dildos es que mantienen la erección incansablemente, cuando uno ya se ha corrido unas cuantas veces, puede que tu pareja siga con ganas de más, entonces por qué no echar mano de un arnés. También están las parejas hetero que donde el hombre manifiesta su deseo de ser penetrado analmente, en tal caso, por qué no usar un arnés… son muchas las razones y posibilidades que ofrecen para explorar nuevos horizontes del placer.

A la hora de elegir un arnés hay algunas consideraciones básicas a tener mente para escoger el más adecuado a nuestros gustos y necesidades:

Materiales: la mayoría de los arneses están hecho de piel porque es cómodo de llevar y ajustar, se adapta a la forma de nuestro cuerpo. Sin embargo, alguna gente prefiere materiales sintéticos como el vinilo o el nailon porque son más fáciles de limpiar.

Estilo: los arneses bien básicamente en dos modelos, con una o dos correas. Lo de dos correas se adaptan ajustándose alrededor de las piernas, mantienen el arnés seguro, y generalmente dejan los genitales al aire para poder jugar. Los de una correa se colocan como un tanga, lo que prefieren este modelo lo suelen escoger porque también disfrutan de la fricción que provoca entre las piernas durante la penetración.

Realmente la mejor manera de escoger un arnés es probándotelo, si tienes alguna tienda erótica cerca de casa puedes ir a probar, si luego te parece que los precios son elevados puedes pasarte por el buscador de juguetes eróticos Coompra.com y encontrar las mejores ofertas.