Cómo masturbar a una mujer

Muchos hombres se preguntan cómo masturbar a una mujer, y saber si ella lo disfruta. Temen que ella esté fingiendo, y que sus dedos no estén haciendo los movimientos correctos. Por esto, hoy vamos a compartir algunos consejos o recomendaciones sobre lo que puedes hacer para masturbar a una mujer y hacer que disfrute de verdad.

Presta atención a su lenguaje corporal

Si ella se aparta de tu mano, probablemente vayas demasiado rápido o seas demasiado brusco. Ten en cuenta que sus genitale son más sensibles que los del hombre, o tan sensible como puede ser la punta del pene.

Si ella aprieta tus dedos o tu mano contra su vulva, es posible que estés yendo demasiado suave, tanto que apenas nota tus roces y caricias. La experiencia te dirá cual es el nivel de presión que ella puede tolerar o el que más disfruta.

Se constante y que no falte lubricación

Aunque te pueda parecer aburrido, nada desespera más a una mujer que le cambien de movimiento o de ritmo cuando ya está en el camino del orgasmo. Para ellas no siempre es tan fácil de conseguir, por lo que perder el hilo resulta un tanto frustrante. Si notas que le gusta lo que hace, sigue con ello.

Prueba a usar lubricante, porque hay mujeres que no lubrican suficiente, y si al principio los labios y el clítoris están secos, el contacto con tus dedos puede ser desagradable e incluso doloroso. A medida que se excite puedes usar los fluidos de su vagina para humedecer la vulva.

Lo más básico es deslizar un dedo entre sus labios, y acariciar su clítoris, de frente o por los costados. Quizás al principio te cueste encontrarlo, pero notarás que a medida que se excita crece su tamaño. No uses solo las llemas de tus dedos, aprovecha todo el largo de tu dedo.

Cuando la notes húmeda, prueba a deslizar el dedo al interior de su vagina, la excitarás aún más, pero no te centres en ello, vuelve a acariciar su clítoris, que es lo que realmente más la excita, y lo que la conducirá al orgasmo.

Diferentes maneras de masturbar a una mujer

Al igual que los hombres, cada mujer es diferente, algunas se excitan más con la estimulación directa, otras con las caricias alrededor, las hay que prefienre movimientos circulares, y otras que prefieren movimientos rectos arriba y abajo o de izquierda a derecha.

Sea como fuere, cuando veas que se acerca el orgasmo, no te detengas, en todo caso ve un poco más rápido y con algo más de intensidad. Cuando alcance el clímax, no sigas, la sensaciones son tan intensas que si sigues le puede resultar desagradable, simplemente deja que disfrute del subidón.