Cómo usar Bathmate

Quizás has oido hablar de Bathmate, un sistema para alargar el pene, similar a las bombas de vacío, pero en cierto modo diferente. Si bien algunas de ellas se pueden usar en la ducha, la mayoría no lo permite, en cambio Bathmate está pensado para usarse no sólo dentro de la ducha, sino también bajo el agua de la bañera.

Aparte de esto, el fabricante promete mejores resultados en menos tiempo que otros sistemas de alargamiento de pene. A diferencia de un sistema como Andropenis donde tenemos que usar varias horas al día durante meses, con Bathmate invertimos tan sólo 15 o 20 minutos.

  1. Llenar Bathmate con agua, ya sea con la bañera llega o directamente del grifo
  2. A continuación se introduce el pene en el interior y se apoya sobre la base de la pelvis.
  3. Empujas repetidas veces el Bathmate hacia ti, para hacer funcionar el mecanismo de contracción hidráulico de la base de la bomba, creando el efecto de vacío. Comenzarás a sentir que la presión aumenta, y es que a medida que vamos extrayendo agua del interior a través de la válvula superior, el pene se expande más y más.
  4. Una vez que no puede bombear más, simplemente descansa durante cinco minutos. El vacio más óptimo es cuando ya no puedes expulsar más agua del interior de Bathmate.
  5. Vuelve a repetir la operación de bombeo cada cuatro o cinco minutos, descansas y repites la maniobra.
  6. Si sientes que la presión es demasiado fuerte, simplemente libera la válvula superior ligeramente. Y si no quieres que entre aire, hazlo dentro del agua. Tras 15 ó 20 minutos de uso, reduces la presión pulsando el liberador de presión en la parte superior de Bathmate.
  7. Se recomienda usar de 15 a 20 minutos por sesión, y al menos tres veces por semana para obtener resultados.

Como puedes ver, los precios son bastante más asequibles que con otros sistemas de alargamiento de pene