Cómo uso Aneros

Imagino que si has llegado a este artículo es porque has visto u oído hablar del estimulador prostatico Aneros, un masajeador de próstata que hoy en día ya hace las delicias de miles y miles de hombres a lo largo y ancho del planeta, incluido yo 🙂

Imagino que al igual que tú, la primera vez que lo vi no entendí muy bien de qué iba la cosa, me comentaron que hacia esto y aquello y que podía ser muy placentero, pero yo me preguntaba, cómo uso Aneros? Es decir, es para dar un masaje por fuera, tiene vibrador, puede ser peligroso?.

Antes de nada he aclarar que la estimulación de la próstata no es nada raro ni peligrosos, siempre que lo hagamos con amor y cariño. Tienes que ser consciente de que es una pequeña glándula que solo tienen los hombres y cuya única manera de estimular de forma directa es introduciendo un dedo o un juguete erótico como Aneros por el ano.

Si eres de los que dice que por su culo no entra ni el bigote de una gamba, te cuento que vas a tener que cambiar de parecer, abrir tu mente (y tu culo) o sino vete olvidando de Aneros y los placeres que éste pueda proporcionarte.

Si aún te lo estás pensando, te cuento que no resulta nada doloroso siempre que se use de manera correcta. Lo único que necesitamos es un lubricante íntimo que hoy en día se puede comprar en cualquier supermercado, un estimulador Aneros, y darnos una ducha previa para evitar olores desagradables.

Si es la primera vez que vas a meter algo por tu culo quizás te sientas más cómodo estando tu sólo, lo digo por si estabas pensando disfrutar de Aneros en compañía de tu pareja… Esto es algo muy personal y cada uno es como es, puede que te sientas más seguro en compañía de tu pareja, o al contrario, que te ponga nervioso y no disfrutes igual.

Una vez que tenemos todo lo necesario, y que estamos tranquilamente en la cama, puedes comenzar a acariciarte como haces normalmente, la idea es que te excites y al mismo tiempo te relajes, que te dejes llevar por el placer. Cuando tengas la polla bien dura, puedes poner un poco de lubricante en tus dedos y comenzar a jugar con tu ano, acariciarlo, notar el orificio e incluso meter un dedo.

Te darás cuenta de cómo funciona el esfinter, ese musculo que rodea la entrada del ano y que se cierra ante cualquier amenaza… lo que tenemos que hacer es se relaje y se dilate, y una de las manera más sencillas es respirando hondo, es decir, inspiras profundamente hasta llenar de aire tus pulmones, y luego vas soltando el aire poco a poco, repite varias veces y verás como todo se relaja por ahí abajo 😉

Cuando veas que puedes meter y sacar tu dedo sin problemas, entonces puedes lubricar el estimulador Aneros y probar a introducirlo poco a poco en tu culo. Gracias a su forma y al lubricante se introducirá con facilidad hasta colocar su punta sobre tu próstata. La sensación es bastante curiosa, y lo bueno es que no tienes que moverlo tu, se mueve solo gracias a las contracciones de tu esfinter!. Por tanto, lo único que tienes que hacer es acariciarte o hacer el amor con tu pareja mientras sientes como el estimulador masajea una y otra vez tu próstata.

Sentirás una erección para potente, y a la hora de llegar al orgasmo vas a flipar, será bastante más intenso y la eyaculación más abundante. Si todavía no tienes un estimulador Aneros no se a qué esperas… ahora puedes entrar en el buscador de juguetes eróticos coompra.com y dar con el modelo que más te guste y al mejor precio.