Consejos para cabalgar a tu novio

A pesar de que la postura de la amazona es donde la mujer domina la situación por estar sentada a horcajadas sobre el hombre, para muchos de ellos es una de sus posturas favoritas ya que ceden gran parte de la acción a la mujer, pueden contemplar en primer plano sus pechos y además tienen las manos libres para poder acariciarla a su antojo.

Para las mujeres también es una postura ideal, están cómodas dominando a su hombre, ellas marcan el ritmo y la profundidad de la penetración, así como pueden frotar su vulva contra el pubis del hombre con mayor o menor intensidad para alcanzar un orgasmo.

A pesar de ello, son muchos los hombres y mujeres que aún no han experimentado con esta postura, ellos porque quizás no quieren ser dominados y ellas quizás por pudor o por vagueza ya que la postura del misionero es mucho más sencilla, una se tumba, se abre de piernas y comienza la acción…

Sin embargo debes saber que cabalgar a tu novio en la postura de la amazona puede ser muchísimo más estimulante y placentero si sigues estos consejos.

Supera tu timidez

Algunas mujeres no se sienten cómodas en esta postura, al principio se ven fuera de lugar, temen hacer el ridículo y no saben cómo moverse, en este punto es importante no echarse atrás, no hay prisas y hagas lo que hagas créeme que él lo va a disfrutar.

Te puedes mover de muchas maneras diferentes, de hecho si miras un poco de porno vas a poder pillar algunas ideas, está la que se sienta y pega su vulva para a continuación frotarla con movimientos de vaivén adelante y atrás, como si se masturbaran con un cojín pero teniendo el pene dentro al mismo tiempo.

Otra opción sería hacer movimientos de cadera arriba y abajo, e incluso movimientos circulares, si has practicado la salsa, el merengue o la danza del vientre este es el momento de sacarle partido a tu cadera sexy.

Presta atención a tus movimientos

Esta bien que te dejes llevar y experimentes, pero ten en cuenta un par de detalles, cuando haces movimientos verticales arriba y abajo cabe la posibilidad de que el pene se salga y si estás cabalgando con mucha intensidad le puedes aplastar el pene y en el peor de los casos provocar una fractura de pene.

Afortunadamente este tipo de lesiones es poco frecuente pero esta bien que lo tengas en cuenta. También están las mujeres que disfrutan sentándose sobre el pene y pubis del hombre para frotarse y excitarse, esto es placentero pero también hay que hacerlo con cuidado, si se te va la mano puedes hacerle daño.

Anímalo a que te toque y te acaricie

Una vez que estés sentado sobre él, anímalo a que te toque y te acaricie, algunos se quedan un poco impresionados al probar esta nueva postura, sobre todo si la mujer tiene grandes pechos, así que lo que puedes hacer es guiar sus manos sobre tu cuerpo, que las pase por tu pechos, tus caderas, nalgas, …

En cuanto coja confianza verás como te empieza a apretar las nalgas, a jugar con ellas e incluso te ayuda a acompañar tus movimientos de vaivén sujetando tus caderas. Sin duda aprender a cabalgar a tu novio te ayudará a disfrutar aún más del coito.