Contagio de VIH entre homosexuales y heterosexuales

Antes el perfil del enfermo de sida la mitad de las veces era un paciente adicto a las drogas, en la actualidad este grupo ha disminuido notablemente y, al contrario de lo que alguno pueda pensar, el colectivo que más preocupa es el de los heterosexuales que por mucho tiempo se ha creído al margen de este tipo de contagio.

Actualmente se puede decir que la gente no se muere de sida, gracias a la llegada al mercado de medicamentos inhibidores de la proteasa ha sido posible invertir los datos, pasando de una tasa de mortalidad del 90%, a la actual que se sitúa entre el 10 y el 14%.

Esto no quiere decir que la gente ya no se contagie de VIH, de hecho en los últimos tiempo han aumentado las cifras de contagios entre homosexuales, al parecer algunos se están relajando y no toman las medidas de protección apropiadas. No obstante, ahora a los médicos les preocupan más problemas cardiovasculares, de lípidos, de metabolismo óseo, función renal o del problema que más estigmatiza, que es la lipodistrofia, una distribución anormal de grasa.

Actualmente se les dan consejos como a cualquier otro paciente sin VIH pero con una salud delicada: se les habla de riesgo cardiovascular, de que no fumen ni beban y que hagan ejercicio.

Parece que en los últimos años hemos domado a esta bestia negra ya que incluso cada vez se registran más casos de nacimientos de hijos sanos de madres enfermas, ya no se opta tanto por la interrupción del embarazo gracias al control médico.

Realmente ahora los enfermos que más preocupan son los que también están infectados por hepatitis C, ya que de hecho el grueso de la mortalidad actual está provocada por cirrosis hepática.

Si quieres saber más, puede que te interese el artículo sobre como se transmite el VIH.