DIU hormonal y efectos secundarios

El DIU hormonal como ves tiene forma de T y presenta unos hilos finos de nylon. Su función es libera un progestágeno, el levonorgestrel, a nivel local en el útero. A diferencia del anillo vaginal, el DIU lo coloca el ginecólogo en la consulta durante la menstruación y se puede llevar puesto hasta 5 años.

Cualquier mujer que desee una anticoncepción de larga duración es una buena candidata para el uso del DIU hormonal, especialmente aquellas mujeres con reglas abundantes, prolongadas o dolorosas, así como las que no pueden utilizar tratamientos con estrógenos y las que prefiriendo un DIU sean alérgicas al cobre.

Su eficacia es comparable a la ligadura de trompas, con la ventaja evidente de ser totalmente reversible. A diferencia del DIU de cobre, las menstruaciones no son tan copiosas y dolorosas, de hecho incluso en algunas mujeres se interrumpe la menstruación por completo.

A diferencia de otros métodos anticonceptivos, el DIU hormonal no interfiere con las medicaciones que pueda estar utilizando la paciente por cualquier motivo. Tampoco afecta a la producción ni a la calidad de la leche materna, por lo que se puede utilizar durante la lactancia.

Si es importante comprobar tras la regla que el DIU sigue en su sitio y no se ha deslizado, esto puede hacerlo la propia mujer localizando los hilos de nylon en la vagina. Si el DIU se desplaza naturalmente la eficacia disminuye, y es razón más que suficiente para la toma de un anticonceptivo de urgencia si se han mantenido relaciones sexual e ir a la consulta del ginecólogo lo más pronto posible.