Dolor penetrante

El precipitarte durante el coito, es decir, el querer introducir el pene antes de la mujer esté lista y forzar suele dar como resultado un dolor penetrante y que bloquea e incluso anula la excitación por un momento.

Si esto ocurre al intentar la penetración vaginal en alguna que otra ocasión, simplemente se debe a falta de excitación, ahora bien, si ocurre con cierta frecuencia puede que una llegue a tener cierto miedo, nerviosismo o aprensión a la penetración, lo que anula la excitación natural que deberíamos sentir en ese momento.

Existen también ciertas infecciones que pueden estar relacionadas con el dolor en la penetración vaginal, por lo que no deberías descartar una cita con el ginecólogo para detectar cualquier tipo de problema.

Si estás “sana”, entonces el problema que ocasiona ese dolor penetrante se suele deber a la falta de lubricación natural, ya sea por falta de excitación o porque tu cuerpo no es capaz de generar la lubricación necesaria. En tales casos puede resultar interesante probar los lubricantes íntimos, ya que facilitan los juegos sexuales y sobre todo la penetración.