Ejercicios de Kegel en pareja

Quizás no te lo habías planteado, probablemente sabías que se pueden realizar de manera discreta sin que las personas que están a tu alrededor se percaten, ¿pero por qué no probar a realizar los ejercicios de Kegel en pareja?

Realmente puede ser un juego más en los preliminares, un momento de intimidad y excitación que al mismo tiempo nos ayuda a mejorar nuestra salud sexual. Si en ocasiones realizas ejercicio con tu pareja (aparte de follar) como ir a correr, esquiar, o nadar por qué no realizar los kegel en pareja.

Lo único que vamos a necesitar es un poco de lubricante para que todo sea más fácil y placentero, con los dedos lubricados puedes pedir a tu pareja que meta sus dedos en tu vagina, cuando los tengas dentro pídele que abra los dedos con idea de expandir las paredes vaginales, mientras tu objetivo será apretarlos contrayendo los músculos.

Al principio puede que te cueste realizar los kegel, pero a medida que ganes potencia muscular te será cada vez más fácil y él quedará impresionado. Pero esto no es todo, podemos variar y que sea sólo un par de dedos, podemos realizar múltiples repeticiones,

El siguiente paso sin duda es poner en practica tu nueva habilidad durante el coito, si de por si resulta placentero, más aún lo será cuando puedas abrazar el pene con tu vagina, apretarlo y casi que succionarlo, desde luego para tu hombre será una sensación increíblemente placentera, las hay que alcanzan tal destreza que son capaces de hacer que su hombre eyacule únicamente por medio de estas contracciones: apretando, relajando, apretando, relajando…