Enfermedad Postorgasmo

Hoy por hoy la Enfermedad Postorgasmo se trata de un síndrome raro ya que afortunadamente muchos hombres no sufren estos síntomas, pero aquellos que sienten dolores después del orgasmo, principalmente dolor en el recto, testículos o el ano, así como sensaciones desagradables tipo fatiga, depresión, hipotensión, cefalea, etc. saben que es algo bastante desagradable y frustrante.

Estos síntomas suelen aparecer justo después de haber disfrutado de un orgasmo y el hombre los puede sufrir durante varias horas, días e incluso semanas.

Aunque a más de uno le pueda parecer inverosímil, estudios recientes apunta a que la causa de la Enfermedad Postorgasmo, también conocida en ingles como Postorgasmic illness syndrome (POIS), puede estar causada por una alergia al semen, es decir, una especie de auto-alergia.

Desde el año 2002 se han documentado casos de hombres que sufrían este extraño síndrome que en ocasiones se asemjea a una gripe. Ahora Marcel Waldinger, profesor de psicofarmacología sexual en la Universidad de Utrecht, ha publicado un par de estudios que sugieren que los hombres con POIS son alérgicos a su propio semen, y que un tratamiento conocido como terapia de hiposensibilización podría ayudar a reducir su impacto.

Para estos estudios, Waldinger y sus colegas analizaron a 45 hombres holandeses que fueron diagnosticados con la enfermedad. Estos hombre no se sentían mal cuando se masturbaban sin llegar a eyacular, sin embargo, tan pronto como eyaculaban comenzaban a aparecer los sintomas.

Treinta y tres de ellos accedieron a someterse a una prueba estándar de punción cutánea de alergia con una forma diluida de su propio semen. El resultado fue que 29 de ellos – el 88 por ciento – tuvo una reacción cutánea positiva que indica una respuesta auto-inmune, o una reacción alérgica.

Para el segundo estudio, el equipo de Waldinger decidió probar un tratamiento con dos de los voluntarios empleando la terapia de hiposensibilización – una técnica bien conocida para tratar alergias, que en repetidas ocasiones expone al cuerpo a pequeñas cantidades cada vez mayores pero poco a poco del alérgeno durante varios años.

En la terapia POIS, los hombres recibieron inyecciones en la piel que contenían su propio semen, en un primer momento en una forma muy diluida, y luego poco a poco en formas menos diluidas. Los resultados del estudio mostraron que después de uno y tres años respectivamente, los hombres mostraron una reducción significativa en sus síntomas de Enfermedad Postorgasmo.

«Es un proceso muy lento. Se utiliza para todo tipo de alergias y, a veces puede tardar hasta 5 años», dijo Waldinger. A la luz de los primeros resultados, su equipo ya han comenzado a trata a muchos más pacientes con POIS empleando la terapia de hiposensibilización.