Excusas y ritmo de una orgía

A la hora de organizar una orgía, otro de los factores psicológicos a tener en cuenta es el concepto serio, moral e inflexible que pueden tener de si mismos, y que les frena a la hora de divertirse. Para combatirlo nada mejor que darles una excusa, por ejemplo la gente se siente más libre o desinhibida después de tomar un par de copas, porque de esta manera cualquier comportamiento se podrá justificar por los efectos del alcohol.

Mucha gente necesita excusas, así que simplemente dales alguna: como que vais a realizar un rito ancestral, que vas a realizar una ceremonia tántrica que los sumirá en trance, o lo que se te ocurra. Casi que cualquier cosa vale para que puedan justificar su actos, y si lo combinas con algún “brebaje mágico” ya ni te cuento.

Lo mas fácil es el alcohol, la mayoría de la gente lo usa para excusar todo tipo de actos, sin embargo no conviene abusar de él, se trata de desinhibirse, no de perder el control y que la orgía se nos vaya de las manos, ya se sabe que no todo el mundo tiene una borrachera feliz, algunos se ponen agresivos, otros melancólicos… y además mermará la aptitudes físicas de los participantes.

Ritmo de la orgía

Con el ritmo de la orgía no me refiero a la música, sino a de qué manera se van a ir desarrollando los acontecimientos, un poco como la hoja de ruta que mencionaba en el artículo anterior sobre el tema de la orgía, y que será cosa del líder para tratar de guiar al grupo de manera que el encuentro sea todo un éxito.

Para ayudar a la gente a superar sus barreras mentales, debes hacerles progresar poco a poco. Quizás alguno quiera ir más rápido, pero lo ideal es avanzar de manera que hasta el menos entusiasta esté de acuerdo.

Lo ideal es que todo el grupo esté en todo momento al mismo nivel, porque si de repente unos van por los primeros besos y caricias mientras otros ya están en pleno coito o montando un trío se produce una descompensación, se crea ansiedad, desconcentración, etc.

Es un poco como cuando uno hace el amor en pareja, la idea es alargar los preliminares para que todo el mundo alcance un alto grado de excitación. Por poner un ejemplo, estos podrían ser los niveles:

  1. Tomarse de la mano
  2. Comenzar a meterse mano fuera de la ropa, masajes
  3. Primeros besos
  4. Besos mas intensos y caricias por debajo de la ropa
  5. Tocas zonas intimas y empezar a quitar ropa
  6. Totalmente desnudos
  7. Sexo oral
  8. Penetraciones

Lo ideal es ser estrictos y que ninguno vaya un paso por delante, estos ochos pasos son sólo una idea, cada uno puede organizarlo como le venga en gana. En cuanto alguno o alguna se adelante hazle saber que debe esperar a los demás, no le hagas sentir culpable ni lo humilles, se lo puedes susurrar al oído.

Las cosas irán evolucionando de manera natural, cada orgía tiene su ritmo, no intervengas a menos que alguna persona suponga un problema real para el desarrollo de la orgía.