Filtro para contenidos adultos, la nueva polémica en el Reino Unido

Cuando oí hablar de esta noticia a comienzos de la semana no daba mucho crédito a la noticia, me parecía algo más bien sacado de contexto o una mera propuesta de algún grupo conservador. Sin embargo, una vez más Orson Welles se revuelve en su tumba al comprobar cómo el sistema toma aún más control sobre la vida de las personas del Reino Unido.

En esta ocasión no se trata de colocar aún más cámaras de vigilancia por las calles, sino de proveedores de Internet o ISP dispuestos a aplicar un filtro automático que impide que los usuarios puedan acceder a los contenidos adultos de forma libre y anónima, a menos que soliciten expresamente poder acceder a estos contenidos.

¿Qué pasará entonces? Pues sin querer ser paranoico el resultado es bastante claro, estamos creando un registro de personas que acceden a contenidos pornográficos, ¿y para qué puede servir esta base de datos? Pues para muchas cosas, tantas que ni te lo imaginas, si bien la más evidente es la de que figuras en la lista de pervertidos del país.

Pero qué pasa con todos esos adolescentes, todos esos jóvenes y no tan jóvenes que desean disfrutar de un poco de porno de vez en cuando para alegrarse la vida en la intimidad de su habitación, qué pasa con esos padres de familia que no hacen daño a nadie viendo un poco de sexo a escondidas para no ofender a su esposa… y por no caer en el machismo, qué pasa con todos esos miles y millones de mujeres que disfrutan también del porno con total discreción.

Pues simplemente se acabó lo que se daba, ahora deberán solicitar a su proveedor de Internet que quieren ver porno, como quien avisa a su proveedor de televisión por cable o satélite de que quiere que le activen los canales para adultos. Es cierto que no es el fin del mundo, pero dado que ya existen herramientas y opciones en los navegadores para desempeñar estas funciones, resulta del todo absurdo que sean empresas privadas las que ejerzan este tipo de censura.

Tanto que se ha criticado a China y otros países por la falta de libertad, y ahora va a resultar que uno de los países más democráticos del mundo va a aplicar la censura, manda huevos. Aunque ya hay más de uno que asegura que este filtro para contenidos adultos no va a funcionar, y sino tiempo al tiempo.