Flirtear es infidelidad?

La definición de flirtear es dar señales de interés pero sin llegar a comprometerse, es por tanto un sinónimo de coquetear, un juego amoroso que puede ser de lo más inocente y divertido, a menos que una de las partes albergue verdaderas intenciones.

Hay tanto hombres como mujeres que disfrutan con el coqueteo, les gusta agradar a otras personas, y jugar con ellos para ver cómo reaccionan, o para tratar poner al descubierto sus sentimientos e intenciones. Si ambas partes entran en el juego, y es sólo un juego, puede ser algo bastante divertido, sin embargo una cosa puede llevar a la otra y acabar en una infidelidad si es que uno de los dos ya tiene pareja.

Flirtear es una forma más de seducir, y se puede hacer con mayor o menor discreción, quizás un piropo por aquí o una mirada por allá, y repente vemos como la otra persona lo percibe y se crea una pequeña tensión o complicidad, para uno es una situación inesperada y al para el otro un tensa espera por ver cómo resulta.

Como comentaba, el problema de todo esto surge cuando uno de los dos tiene pareja, hay personas a las que les encanta coquetear, ya sea en el trabajo o con desconocidos. Cuando tienen pareja o bien dejan de hacerlo o bien continúan flirteando, en tal caso se arriesgan a que su pareja se enfade o bien a que simplemente ignoren su comportamiento porque entienden que forma parte de su forma de ser.

También se trata de una táctica usada con frecuencia para intentar poner celoso a un hombre o mujer, con idea de ver si muestra interés. ¿Pero realmente es efectivo? Es una buena táctica o simplemente contribuyes a agitar la relación y minar la confianza?.

Cuando forma parte de la personalidad de uno, flirtear se hace de manera natural, es una manera de relacionarse y agradar a los demás, pero cuando se hace forzado puede acabar mal, más que nada porque si uno no consigue poner celoso a su pareja, puede ir más allá y acabar cometiendo una infidelidad de la que se arrepienta y que de al traste con la relación de pareja.

El sentir celos es algo natural – hasta cierto punto –, en cambio forzar estos sentimientos en el otro no es muy normal, denota falta de seguridad o bien una forma de intentar controlar la atención de la pareja, para que ésta se centre en uno y no se dirija a otras personas.

Entonces, ¿flirtear es infidelidad?, realmente no, pero puede conducir a ello. Si te gusta coquetear porque es tu manera de relacionarte pues está bien, simplemente es hablarlo con tu pareja y dejar claros cuales son tus sentimientos, ahora bien, si tu o tu pareja lo hace para poner celoso al otro, entonces cabe plantearse si es un problema de inseguridad, de inmadurez, o de cansancio.