La primera vez, sexo anal en cinco pasos

Gran cantidad de gente desea en secreto probar el sexo anal, tanto personas solteras, como aquellos que llevan años conviviendo con su pareja y jamás han tenido ocasión de ponerlo en práctica. Pero incluso hoy en día donde la gente se vuelto más abierta a la experimentación erótica, a probar cosas nuevas en la cama, el sexo anal todavía es un tema un poco tabú.

Si hay un riesgo para la salud si no usas ningún tipo de protección y sí hay posibilidades de sentir molestias e incluso dolor si no se prepara la zona apropiadamente a la hora de pasar a la penetración.

Si sigues los cinco siguientes pasos tu primera aproximación al sexo anal puede ser una de las experiencias sexuales más completas y placenteras que hayas tenido.

1. Higiene. No hace falta decir que vamos a jugar y adentrarnos en una zona del cuerpo que por naturaleza sirve para liberar lo que el cuerpo no necesita. Puedes tomar por ejemplo un baño relajante o bien usar el bidé para dejar el área limpita. También es opcional realizar una ducha anal para asegurarnos que el recto también está limpio.

2. Lubricante. Ni se te ocurra poner en practica el sexo anal sin usar lubricante. En las tiendas eróticas podemos encontrar una gran variedad de lubricantes íntimos, algunos de hecho especialmente creados para facilitar este tipo de penetración.

3. Empieza con poco. No trates de meter directamente todo tu pene completo la primera vez que practicas el sexo anal. Puedes empezar con los dedos, con un dildo o con un vibrador de menor grosor para ayudar a dilatar y relajar el esfinter. Cuando veas que no hay problema, entra y sale sin mayor resistencia, prueba con dos y tres dedos, y siempre con lubricante.

4. Ve despacio. Después de los juguetes eróticos o los dedos, le toca al pene, nuevamente lo recomendable es ir poco a poco, no tengas prisa y recreate en ver como el pene penetra poco a poco y lucha un poco por abrirse hueco hasta el interior del ano. Haz que tu pareja adopte una postura en la que esté confortable y donde se facilite la penetración anal. Si ves notas molestias o ella siente dolor, hay que parar, ver que pasa y volver a empezar con paciencia.

5. Limpia. Después de alcanzar el clímax y eyacular, cuando demos por terminada la sesión de sexo anal, dale un lavadita a tu ano y al pene, la idea es evitar infecciones y ver que no se han producido lesiones.

1 comentario en “La primera vez, sexo anal en cinco pasos

  1. Tienda erótica Mimundosexy

    Cuando leo el articulo suena muy facil re realizar pero lo cierto es que se necesita mucha paciencia y mucha estimulacion… hay aceites ya aerosoles que tienen un poco de anestia que ayudan a que no duela pero lo ideal es conseguir la suficiente dilatacion con la estimulacion oral o con el tacto.

Los comentarios están cerrados.