La primera vez

La mayoría de la gente – especialmente mujeres – acaban terriblemente decepcionadas tras la primera vez que tienen relaciones sexuales. Por lo general ha sido una gran acumulación (de ideas, sentimientos, esperanzas, etc.) y sus expectativas de lo que va a ser son extraordinariamente altas, lo cual casi garantiza que las expectativas superen ampliamente a la realidad.

Las relaciones sexuales, como todo, necesitan tiempo. Además la sexualidad de la mujer es más compleja que la del hombre, ellos casi siempre – por no decir siempre – alcanzan el orgasmo, ellas en cambio necesitan más estímulos en los puntos adecuados y con un ritmo determinado, no hay una única manera y cada una tiene su “camino a la felicidad”.

Aparte de los orgasmos, es importante tener en cuenta que una puede quedar embarazada en la primera vez, por tanto se debe usar la píldora o en su defecto los condones como viene indicado en las instrucciones que lo suelen acompañar y que en alguna ocasión hemos comentado en el Blog de Sexo.

No está de más planear la primera vez, lo mejor es encontrar un lugar apropiado donde nadie os vaya a interrumpir, donde dispongáis de tiempo suficiente sin estar pendiente de la hora o de si va a aparecer algún familiar.

Lo más probable es que estés nerviosa o tensa, esto puede dificultar la penetración y por tanto hacer que la experiencia sea molesta e incluso dolorosa, para evitarlo nada mejor que usar un lubricante íntimo.

Los preliminares no son obligatorios, pero ayudan bastante a relajar y excitar por partes iguales, es el momento perfecto para ir conociendo vuestros cuerpos, para aplicar el lubricante íntimo en los genitales y decidir qué postura vamos a poner en práctica.

En cuanto a las posturas, vete a lo más sencillo, ya tendrás tiempo de experimentar diferentes posturas, para tu primera vez el misionero está bien, lo importante es que él no quiere forzar ni ir más rápido de lo que tu deseas, si también es su primera vez es probable que no dure mucho, en cuestión de minutos o segundos se correrá con lo cual es complicado que tu llegues al orgasmo, lo que te puede hacer sentir aún más decepcionada… no te preocupes por nada esto, es completamente normal.

Si estás un poco tristes o decepcionada no lo pagues con él, te aseguro que las siguientes serán cada vez mejores, pídele que te abrace y te bese, probablemente se vuelva a excitar y podáis hacerlo de nuevo.

En cuanto al himen, se trata de una fina membrana que no siempre está cerrada ya que el uso de tampones y la práctica de algunos deportes favorece su rotura, con lo cual si se produce algo de sangrado es simplemente porque el pene lo desgarró un poquito, pero nada grave.

1 comentario en “La primera vez

  1. Louisa

    Hola de nuvo, acabo de leer este post, y hay dos errores terribles:
    1-La píldora SIEMPRE tiene que tomarse acompañada del uso del preservativo, JAMÁS hay que elegir entre uno u otro. Siempre debe usarse el preservativo (masculino o femenino) acompañado de otro método anticonceptivo.
    2- El himen NUNCA está cerrado (excepto en una afección muy rara llamada «himen imperforado» que requiere de cirugía) y el uso de tampones no lo desgarra.
    Por favor arreglalo porque cientos de chicos y chicas seguramente leen tu blog y esta información errónea puede causar desastres (embarazo, contagio de enfermedades, etc.). Un beso.

Los comentarios están cerrados.