La testosterona varía según el país y la raza

Cada año se prescribe testosterona a más de un millón de personas en Estados Unidos, un país que cuenta con más de 300 millones de habitantes. Según los expertos, la mayoría van destinadas a hombres mayores y de mediana edad que tienen la libido por los suelos o sufren depresión, presumiblemente a causa de los bajos niveles de esta hormona sexual masculina.

Sin embargo no hay consenso sobre cuáles son los síntomas de la llamada menopausia masculina o andropausia, lo que para algunos es un síntoma inequívoco, para otros nos es más que un problema derivado de la edad o de otro mal.

En nuevo estudio, publicado en el JCE&M, los investigadores midieron las hormonas masculinas en más de cinco mil hombres mayores de cinco países. Descubrieron que la media de niveles de testosterona variaba en casi un 20%.

Por si no lo sabes, los niveles bajos de testosterona, también llamado hipogonadismo, se han vinculado a problemas de disfunción eréctil y una bajo deseo sexual.

Para algunos un nivel bajo de testosterona se diagnostica cuando están por debajo de los 300 nanogramos por decilitro de sangre. Sin embargo, los escépticos dicen que los síntomas provocados por bajos niveles de testosterona realmente podrían ser los síntomas naturales causados por el envejecimiento de nuestro organismo, y de hecho tampoco hay acuerdo sobre cuan bajo debe ser el nivel de testosterona como para considerarse un problema. Otros incluso aseguran que los tratamientos hormonales pueden tener consecuencias para nuestro sistema circulatorio y derivar en problemas cardiacos.

Las variaciones observadas a nivel internacional podrían tener unas implicaciones obvias para el diagnóstico y tratamiento del hipogonadismo. En principio no tienen claro a qué se deben estas variaciones, aunque se supone que en parte se deben a factores del entorno, como por ejemplo la dieta o el estilo de vida, ya que por ejemplo los asiáticos que viven en Estados Unidos tienen niveles similares al resto de norteamericanos y sin embargo los que viven en países asiáticos no.

De hecho, la testosterona no es la única hormona que variaba, por ejemplo los hombres de raza negra de Estados Unidos y Tobago tienen mayores niveles de la hormona femenina estradiol, la cual se vincula a un menor riesgo de sufrir fracturas óseas.