Masaje erótico

El masaje erótico es uno de los mejores métodos de seducción, combina la fuerza y la sensualidad, es una experiencia que une, que facilita el contacto físico y que bien hecho puede proporcionar mucho placer. Tras un masaje, el pasar a juegos más íntimos se hace mucho más sencillos.

Al contrario de lo que alguno pueda pensar, dar un masaje erótico no es nada complicado, incluso si no tienes mucha experiencia, simplemente se trata de dejarte llevar y de masajear los músculos que notes más tensos. Para facilitar el masaje, nada mejor que unos aceites, eso si, sin abusar.

Los aceites para masaje ayudan en el deslizamiento de piel con piel, y al mismo tiempo aportan aromas exóticos que despiertan nuestros sentidos. El olfato, el gusto, y el tacto se relamen cuando hacen acto de presencia los aceites esenciales.

Una de las variantes menos utilizadas son los masajes de pies, quizás porque pocos los asocian con el sexo o el placer, y sin embargo un buen masaje de pies puede proporcionar tanto relax y bienestar. Emplea tus dedos pulgares, y comienza masajeando por la zona de los dedos, los movimientos circulares nunca fallan.

Por si andas un poco perdido te dejamos una lista de sugerentes vídeos donde nos explican qué debemos hacer para dar un buen masaje erótico.