Niveles de testosterona y el cáncer

En Blog de Sexo no tratamos de alarmar a nadie, a ver si alguno ahora con niveles bajos de testosterona va a pensar que tiene algún tipo de cáncer… El tema es que hasta ahora se sabía que cuando andábamos cortos de testosterona, la hormona sexual masculina, se daban síntomas como problemas sexuales, físicos y anímicos, pero ahora se vincula también al cáncer.

En el caso de las mujeres, son bien conocidas las consecuencias de niveles bajos de estrogenos tras haber sido tratadas de cáncer, particularmente el cáncer de mama. Sin embargo en el caso de los hombres hasta ahora no se había prestado mucha atención.

Se está empezando a investigar si la evaluación de los niveles de testosterona en hombres que hayan superado un cáncer debe ser parte del cuidado a largo plazo. Se sabe que los niveles de testosterona van disminuyendo naturalmente con el paso de los años, pero sus consecuencias aún no están demasiado claras.

La farmacéutica Solvay ha financiado un estudio donde los investigadores examinaron más de 400 hombres con cáncer que no tenían relación con la testosterona. Casi la mitad de los hombres tenían niveles de testosterona inferiores a 300 nanogramos por decilitro, el cual la farmacéutica establece como umbral para determinar si un hombre tiene un nivel bajo o normal.

Los investigadores no comparar a los hombres a un grupo de control, pero tenga en cuenta que todos los otros estudios de los hombres sin cáncer han encontrado un porcentaje de reducción de los niveles de testosterona, pero mucho menos de la mitad.

Solvay fabrica una pomada que se distribuye con receta para los hombres cuyos niveles hormonales bajan de los 300 nanogramos por decilitro de sangre, un nivel considerado por muchos como deficiente para un hombre adulto. Sin embargo los escépticos dicen que los problemas que se supone que trata el ungüento a menudo pueden ser simplemente los síntomas de la vejez, y de hecho no hay acuerdo acerca de lo bajo que deben estar los niveles de testosterona para considerarse un problema.

Es más, los hombres que participaron en el estudio y que registraron niveles bajos de testosterona también tienden a tener sobrepeso u obesidad. En definitiva, los niveles bajos de testosterona parece ser un problema mayor de los que se pensaba en pacientes con cáncer, aunque aún no está claro por qué tantos pacientes tienen los niveles tan bajos, y además el estudio no prueba que la testosterona está en la raíz de los problemas reportados por el bienestar de los pacientes.