Orgasmo y sexo anal

El sexo anal puede ser una práctica sexual placentera, excitante y divertida, para conseguirlo hoy vamos a compartir algunos consejos sobre sexo anal, para que seguro disfrutes de una experiencia increible.

Empieza por la punta

Una vez que hayas lubricado bien tu pene y la entrada del ano, y este esté lo bastante relajado, prueba a introducir la punta, presionando un poco, pero sin llegar a hacer daño. Te aconsejo usar condón, por higiene y porque el pene resbala mucho mejor.

Una vez dentro quedate quieto un momento, notarás la presión de los músculos del ano en torno a tu polla, como si te hubiera adentrado en territorio prohibido y te hubieran pillado. Espera a que los músculos se relajen, y se produzca la dilatación, entonces puedes comenzar suavemente con el movimiento de vaivén.

Algo que ayuda bastante a la persona penetrada es respirar de forma profunda y relajada. Prueba también diferentes posturas y ángulos de penetración.

Ve poco a poco

Si no pierdes la paciencia y realmente queréis llegar hasta el final, puede ser muy excitante el proceso que implica ir poco a poco hasta conseguir meter todo el pene en el ano. No desesperéis, tomar las cosas con calma y sin miedo. El ir poco a poco ayuda a dar seguridad a tu pareja, sobre todo el saber que puede parar cuando quiera.

En lugar de hacer que se coloque a cuatro patas, podéis probar una postura en la que ella esté bocarriba, así podrá ver en todo momento lo que ocurre, y se verá más involucrada.

Cuando esté lista, prueba a ir más rápido

Todo lo ves en el cine para adultos está preparado, nunca se mete el pene directamente, ya que te arriesgas a hacer bastante daño a quien penetras. Por tanto, no pruebes a ir más rápido hasta que ella no esté lista, ya que te arriesgas a hacerle daño y a decir adios al sexo anal.

Recuerda siempre que el ano no es una segunda vagina, no cuenta con lubricación natural, no es tan flexible, y sus tejidos son más delicados. Ella tiene que está en todo momento física y anímicamente preparada.

Para ayudar a relajar, y a conseguir un buen orgasmo durante el sexo anal, masturba a tu pareja con los dedos o bien con ayuda de algún vibrador, si además es de lo que se usan para penetrar, le harás disfrutar de una doble penetración y de un intenso orgasmo.