Parecidos razonables

Si hacemos caso a la sabiduría popular, habría que decirle al hongo que hay que aceptar lo que uno es, y que no todo es lo que parece… aunque haya parecidos razonables.