Píldora sin estrógenos o minipildora

Se trata de una píldora anticonceptiva, similar a la píldora tradicional pero que no contiene estrógenos. Siendo más adecuada para mujeres que no toleran bien los estrógenos o que tienen contraindicación médica para su uso.

Su eficacia es igual que la de la píldora combinada, si bien contiene solamente un progestágeno (derivado de la progesterona), que es el que inhibe la ovulación y espesa el moco cervical dificultando el paso de los espermatozoides.

En realidad puede ser usada por cualquier mujer que no tenga contraindicados los progestágenos, aunque está especialmente indicada en mujeres en las que no se puedan usar los estrógenos, como son las mujeres en periodo de lactancia de menos de seis meses de evolución, aquellas con antecedentes de tromboembolismo profundo o embolia pulmonar personal o familiar, mujeres fumadoras y con edad superior a los 35 años, o con varios factores de riesgo cardiovascular.

Aunque presenta menos efectos secundarios que la píldora combinada, no controla tan bien el ciclo menstrual, por lo que pueden aparecer hemorragias leves en mitad del ciclo. La tendencia, superados los primeros meses, es a que el sangrado sea más escaso y menos frecuente, con lo que aumenta la tolerancia.

El beneficio claro es su carencia de acción estrogénica, que nos permite el uso en mujeres de más de 35 años y fumadoras o con trombofilia (tendencia familiar a las trombosis) o antecedente de tromboembolismo o embolia pulmonar. También supone una estupenda opción en la lactancia natural, ya que no afecta a la producción ni a la calidad de la leche materna, siendo muy bien aceptada por las mujeres.