Qué servir en una cena romántica

Seguro que si en alguna ocasión has querido tener relaciones sexuales con el estómago vacío o con el estómago lleno, habrás notado cuanto puede influir éste aun sin estar directamente involucrado en nuestros juegos sexuales. Por ello, a la hora de preparar una cena romántica es importante tener en cuenta lo que vamos a servir.

Desde luego será importante cargar bastante gasolina para no desfallecer si tenemos por delante una apasionante noche de sexo, pero al mismo tiempo no conviene pasarse e ingerir una comida copiosa que nos obligue a tomar un descanso para hacer la digestión.

A la hora de comer podemos hacer uso de todos los sentidos, sin embargo al tratarse de una cena romántica debemos asegurarnos de que así sea. Es mucho más estimulante cuando se trata de comida que podemos picotear, con salsas donde podemos mojar y que podemos llevar a la boca de nuestra pareja. Si viste la película Nueve semanas y media sabrás de lo que hablo, sino ya estás tardando en verla.

En tu cena romántica tan importante será la comida como todo el ambiente que la rodea, la decoración, la luz, la música, la comodidad, etc. Cuanto más controles todos estos aspectos, menos margen habrá para el error, y sin duda tu pareja o amante sabrá apreciarlo.

Lo he comentado antes, pero lo voy a recalcar, debes evitar las cenas copiosas, muchos dietistas lo recomiendan, pero es que además para el sexo no conviene tener el estómago lleno, así sea una persona acostumbrada a comer mucho, mejor será que se quede con algo de hambre y coma durante o después del sexo, a que se sacie y se incomode con tanto vaivén sexual.

Por si no lo sabes, te cuento que después del sexo a los hombres les encanta dormir, pero también comer algo.

En general habría que evitar pesados carbohidratos como el pan o las patatas, y buscar más bien alimentos ricos en proteínas como el pescado, y por supuesto las verduras son siempre bienvenidas. El postre puede ser ligero, y mejor si consiste en frutas jugosas que incluso podemos llevar a la cama: mango maduro, fresas, plátanos, etc.

También es recomendable tener agua a mano para hidratarse, si quieres que sea algo un poco más sofisticado siempre puedes servir el agua o té helado en vasos con algunos hielos y alguna rodaja de lima o limón, ayudará a refrescar e hidratar en todo momento.

Para saber más, te recomiendo que leas el artículo sobre cocina erótica.