Qué son los estimuladores de próstata

Los estimuladores de próstata son juguetes eróticos que nos ayudan a masajear y estimular nuestra próstata, pueden estar fabricado en materiales más o menos flexibles y puede disponer de un vibrador para incrementar las sensaciones de placer, algunos de los más conocidos son Rude Boy, Aneros o Cassini.

Por si no lo sabes muy bien, la próstata es una glándula del tamaño de una nuez que sólo poseen los hombres bajo la vejiga y al encontrarse en el interior de nuestro cuerpo la única manera de estimularla directamente es a través del ano, por tanto la idea de estos juguetes es que los introduzcamos lubricados y al relajar el esfínter, son en esencia una manera más de disfrutar del sexo anal.

Entiendo que para más de uno esto es inconcebible, si eres de los que piensan que por tu ano no entra ni el bigote de una gamba entonces vete a echarle un vistazo al Calendario Pirelli 2010… si realmente te interesa te explico cómo van y cuáles son sus ventajas, te aseguro que todo será placer y no habrá dolor.

Cómo estimular la próstata

Más de uno se pregunta cómo dar placer o cómo estimular la próstata, bueno esto realmente es bastante sencillo, sobre todo si usamos estimuladores de próstata. Estos juguetes están específicamente diseñados para alcanzarla y masajearla, por ello son estrechos y alargado, con una ligera curvatura en la punta.

Cómo ves no se trata de penetrar por penetrar, el objetivo es alcanzar la glándula prostática. ¿y que consigo estimulando la próstata? Buena pregunta amigo, al estimular la próstata pasa un poco como cuando estimulamos el perineo durante la masturbación, logramos un mayor grado de excitación, se puede conseguir una erección más enérgica y además una eyaculación más potente.

No obstante ten en cuenta que la próstata se debe masajear suave, nunca más fuerte que cuando te frotas los ojos por ejemplo, por supuesto debes tener las manos limpias, unas cortadas y bien limadas y que no falte lubricante.

Cuando tengas tu estimulador limpio es hora de ponerse manos a la obra, aplica el lubricante tanto al masajeador como a la entrada del ano. Si es la primera vez es mejor que uses tus dedos, ya sea a pelo, con un guante de látex o un condón puesto en el dedo se te da reparo, así vas a poder conocer mejor tu anatomía, y nota dónde queda la próstata.

Por último comentarte que vayas con cuidado, si te pueden los nervios, respira hondo, esto te ayuda a relajarte a ti a tus músculos, no fuerces las cosas, ve poco a poco y disfruta. Si quieres saber más sobre este tema puedes leer el artículo Cómo estimular la próstata.