Saber si un hombre es gay

Todavía echan humo los rescoldos de la noche de San Juan cuando ya más de uno tiene la vista puesta en la fiesta del orgullo gay, que este año tendrá lugar el próximo martes 28 de junio. Entre tanto, hoy vamos a comentar la habilidad que desarrollan las mujeres durante ciertos días del mes para saber si un hombre es gay.

Al parecer un nuevo estudio psicológico llevado a cabo en Canadá demuestra que una mujer cuando está en plena ovulación desarrolla una mayor agudeza para determinar la orientación sexual de un hombre tan sólo con mirarlo a la cara. Y si además tienen ganas de enamorarse o de mantener relaciones sexuales esta capacidad de agudiza aún más.

Parece que el instinto de la reproducción ayuda a discriminar mejor cuales son los “machos” más apropiados, ya que en el caso de las mujeres, no son tan capaces de determinar si son heteros o lesbianas.

Para llegar a estas conclusiones se realizaron tres experimentos:

  • En el primero de ellos, los psicólogos contaron con al colaboración de cuarenta mujeres que debían jugar las caras de 80 imágenes con el rostro de diferentes hombres, siendo la mitad de ellos homosexuales. Entre las caras no había diferencias de expresión o atractivo, de manera que las féminas sólo podían echar mano de su intuición. En esta ocasión, la mujeres en plena fase de ovulación fueron las que tuvieron mayor acierto.
  • En el segundo, más de treinta mujeres visionaron una serie de 200 imagenes similares, pero en esta ocasiones de mujeres, nuevamente la mitad de ellas eran homosexuales. En esta ocasión no hubo relación alguna entre la fase de ovulación y su capacidad de acierto.
  • En un tercer experimento rizaron el rizo, haciendo que la mitad de las cuarenta voluntarias se leyeran un relato erótico antes de pasar a identificar la orientación sexual de los hombres fotografiados, con idea de que tuvieran en mente las ganas de mantener relaciones sexuales. Nuevamente fueron las mujeres excitadas las que obtuvieron un mayor acierto para saber si un hombre es gay.

Sin duda, experimentos de este calibre son realmente interesantes para demostrar cuantas capacidades ocultas tenemos, o que no somos conscientes que tenemos. La naturaleza es muy sabia, y más aún cuando se trata de reproducción, porque a pocas mujeres les gustaría perder el tiempo tratando de seducir a un hombre gay.

Fuente: Psychological Science