Sexo amateur o de aficionados

El sexo amateur o de aficionados se refiere a las personas normales, como tú y como yo, que realizan sus propias películas porno caseras, ya sea para disfrute propio, o para subir a la red y compartir con los demás.

De hecho, gracias a Internet muchas parejas han visto que podían sacar cierta rentabilidad a su afición, y cada vez son más las parejas que deciden comerciar con sus videos caseros en determinados portales de videos para adultos.

Sin embargo, es tanta la gente que lo decide compartir, que no se suele obtener mucho dinero por ello. De hecho, hay gran cantidad de parejas que quieren publicar sus videos de forma gratuita, ya sea por morbo o por devolver a la comunidad lo que les ha dado (me refiero a videos amateur hecho por otras personas).

Los videos de sexo amateur se caracterizan por las malas condiciones de iluminación y de sonido, por cuerpos poco cuidados y en ocasiones entraditos en carnes, pero aún así captan el interés de mucha gente, desde hace tiempo se pusieron de moda, y su interés sigue vigente.

¿Son situaciones reales?

Como en el cine convencional, en el cine para adultos está todo premeditado, las sensaciones suelen ser fingidas, dado que las escenas se cortan una y otra vez. A mucha gente no le gusta tanto la idea de ver cuerpos perfectos, o gente actuando, prefieren ver cosas reales, aunque no sean tan profesionales.

Video sexo amateur la gente tiene más la sensación de estar espiando a una vecina en sus momentos de pasión, esa sensación de intromisión, de voyeur es uno de los ingredientes de este tipo de contenidos.

Sexo amateur profesional

Quizás no lo sabías, o puede que lo sospecharas, pero hay muchos videos de sexo amateur protagonizado por actores. Dado el tirón de ventas que ha tenido en los últimos años, los profesionales para no perder terreno han tenido que adaptarse, y hacer su trabajo mas «casero».

¿El sexo amateur es legal?

Lo de que el sexo amateur es legal se convierte en un tema delicado cuando se sube a la red, ya que lo ideal es que todos los que aparezcan den su consentimiento y todos sean mayores de edad. Sin embargo hay gran cantidad de precedentes donde tras una ruptura o un hackeo llegan contenidos eróticos a Internet.

Es el caso de muchos famosos teniendo sexo amateur con los que entonces eran sus amantes, o jóvenes que nunca pensaron que su enamorado sería capaz de una cosa así. Mucho cuidado con lo que se graba, porque hoy en día es muy fácil copiar y distribuir este tipo de contenidos.