Sexo anal en la vida real

El sexo anal en la vida real probablemente menos habitual que en el cine para adultos, lo cual no significa que lo practique poca gente. Hay muchas encuestas que se han realizado, y todas arrojan todo tipo de cifras.

Es complicado dar con cifras reales, mucha gente da por hecho que los hombres homosexuales practican con frecuencia el sexo anal, y en cambio creen que las parejas heterosexuales y las lesbianas no suelen practicar tanto sexo anal… sin embargo, la realidad puede ser bien diferente.

Muchos piensan que el porno ha contribuido a aumentar las estadísticas, es decir, a incrementar el interés de los hombres y mujeres por experimentar esta práctica sexual que no es nada nueva, puesto que ya se mencionaba en la Biblia.

El sexo anal es seguro

El sexo anal es seguro y placentero cuando se practica de forma adecuado y teniendo ciertos cuidados. Sin duda el ingrediente fundamental es el lubricante anal, y lo segundo más importante es la paciencia, paciencia para dilatar lo suficiente como para que la penetración no resulte molesta o dolorosa.

El cine para adultos es un mal ejemplo para la práctica del sexo anal, porque lleva a pensar que la penetración anal es tan sencilla como la vaginal, y nada más lejos de la realidad. Es comprensible que no quieran perder el tiempo mostrando todo el “calentamiento” y la dilatación anal, pero el espectador debe ser consciente de que todo esto se ha realizado antes de rodar la escena.

Sexo anal con condón es mejor

En los cuartos oscuros y en muchos sitios hay amantes que se aventuran en el sexo anal sin condón. Mi consejo es evitarlo, en primer lugar para evitar infecciones y la transmisión de enfermedades, y en segundo lugar, porque con el condón es más facil penetrar el ano.

Y por supuesto, tras una penetración anal, no se te ocurra meter el pene en la boca o la vagina de tu pareja, cambia de condón o lávate el pene, porque en la vida real te aseguro tu pareja no pondrá la misma cara de felicidad que una actriz porno.