Sexo anal

Desafortunadamente vivimos en una sociedad que tiene pánico al sexo anal, muchos prejuicios y mucha ignorancia han contribuido a ello, expresiones como “que te den por culo” son un reflejo de como la sociedad a estigmatizado este tipo de práctica sexual.

Estamos claro en que el sexo anal tampoco es la panacea, en que jamas obtendremos tanto placer como cuando logramos un orgasmo, pero que duda cabe para cualquiera que disfruta del sexo anal que éste proporciona unos placeres diferentes y por supuesto complementarios a todas las practicas sexuales.

Muchos hombres disfrutan que cuando les están practicando sexo oral, también se les penetre con uno o dos dedos el ano con idea de dilatar el esfínter y sentir mejor sus contracciones antes y durante el orgasmo.

Igualmente muchas mujeres que han podido disfrutar de una pareja que sabía cómo penetrarlas para evitar dolor, e incluso las molestias en la medida de lo posible, la practica del sexo anal se convierte en algo relativamente frecuente, entre otras cosas porque saben que los hombres lo disfrutan mucho y ellas también disfrutan de una penetración diferente.

Probar el sexo anal

Algunas personas de tanto oír hablar el tema se preguntan si deberían probar el sexo anal, a pesar de las burradas que uno puede encontrar en Internet, lo cierto es que el sexo anal bien hecho no tiene consecuencias negativas, ahora bien, si uno pretende practicar una penetración anal como si fuera una penetración vaginal u oral pues obviamente la cosa saldrá mal.

Lo cierto es que todo el mundo, independientemente de su orientación sexual puede disfrutar y mucho de la estimulación anal, existe una gran variedad de productos eróticos en el mercado para ello, desde vibradores y dildos especiales, a plugs anales, bolas tailandesas, y estimuladores de próstata; y como no, toda una serie de lubricantes con propiedades relajantes y dilatadores para que la experiencia sea mucho más sencilla y placentera.

Si tienes gran confianza con tu pareja en temas de sexualidad os animo a descubrirlo juntos, de lo contrario también es interesante que uno de sus primeros pasos a solas para ver como uno reacciona, para controlar mejor las sensaciones que percibe y a qué deben.

Recuerda que el sexo anal no debe producir dolor, a lo sumo alguna molestia, pero jamas dolor, si esto se diera es porque estamos forzando la máquina, tenemos que ir más despacio, sin prisas y con suficiente lubricante. El ano es una zona sensible tanto a nivel de tejidos como de terminaciones nerviosas, cualquier lesión que provoques en esta zona puede ser dolorosa e incluso llegar a infectarse, así que no andes haciendo el bruto.

En el sexo anal siempre hay que tener presente estos conceptos: higiene, relajación, lubricación y comunicación. La primera es fácil, la ducha o el bidé es nuestro mejor aliado, para lo segundo si has practicado yoga lo tienes hecho, sino prueba a respirar hondo, mantienes el aire y lo vas soltando poco a poco, veras como se relajan los músculos de ahí abajo…

En cuanto a lubricación y comunicación pues qué decir, resulta obvio, un buen lubricante vale su precio, y eso que no son caros tampoco, en cuanto a la comunicación en este tipo de practicas sexuales se hace bastante importante, evitaremos causar cualquier tipo desgarro o molestia.

1 comentario en “Sexo anal

  1. sex shop mimundosexy

    Pues quien lo prueba y logra disfrutar de el lo sigue practicando porque dicen que es muy placentero.. en mi caso aun no lo he logrado por sentir dolor aunque seguramente lo logre en breve… ojala porque no quisiera perdermelo siempre!

Los comentarios están cerrados.