Sexo y contacto visual

Hay personas que no se dan cuenta de la relación que existe entre sexo y contacto visual, el mirarse de vez en cuando durante el acto sexual puede incrementar notablemente la excitación, y puede transmitir mucha información sin intercambiar una sola palabra.

El contacto visual es un método de comunicación no verbal muy interesante durante el sexo. Quizás no te habías percatado, pero nuestros ojos son capaces de transmitir muchas emociones. En cambio, la palabra incorrecta en el momento menos apropiado es capaz de acabar con toda excitación sexual.

Tampoco se trata de mantener la mira fija el uno en el otro mientras practicais el coito, sino de crear es vínculo que podéis tener hasta en una terraza de ver, donde una simple mirada ya os dice cosas como te quiero, vayamonos ya, o qué pesada es esta persona que tenemos en frente.

Básicamente, en lo que se refiere a sexo y contacto visual, debemos sentirnos cómodos con ese cruce miradas, que no nos resulte molesto ni nos transmita una sensación rara de ser observados, e ir poco a poco. Podemos probar con mirar a nuestra pareja un poquito cada vez que tengamos sexo, e ir viendo cómo reacciona y si a nosotros mismos nos gusta.

El contacto visual en el sexo es positivo porque ayuda a conectar, lo que mejora la empatía y la estimulación sexual durante el coito. Es una manera de ir más allá del contacto físico, y lograr un profundo contacto emocional. Y repito, no hace falta quedarse embelesado mirando todo tiempo, se trata de mirarse de vez en cuando, de cruzar miradas cómplices.

Hay quien rehuye la mira por algún tipo de complejo, quizás porque la educación recibida le hace ver el sexo como algo sucio, o bien porque siente cierto complejo por alguna parte de su cuerpo. El rehuir la mirada es un síntoma de vulnerabilidad, y esto no es que sea malo, pero el afrontar las vulnerabilidades en pareja es lo que refuerza una relación de pareja.

También hay quien se siente incómodo con el contacto visual durante el sexo porque teme ser juzgado por su pareja, o porque piensa que puede poner caras raras o parecer ridículo por las expresiones que pone al alcanzar el orgasmo, lo que ignoran muchas personas que piensan de este modo es que su pareja puede usar esos recuerdos para volver a excitarse en próximas ocasiones.

Por tanto no temas al contacto visual, y la próxima vez que tengáis sexo prueba, ve poco a poco, sin agobios.