Archivo de la etiqueta: Orgasmo femenino

Orgasmo y sexo anal

El sexo anal puede ser una práctica sexual placentera, excitante y divertida, para conseguirlo hoy vamos a compartir algunos consejos sobre sexo anal, para que seguro disfrutes de una experiencia increible.

Empieza por la punta

Una vez que hayas lubricado bien tu pene y la entrada del ano, y este esté lo bastante relajado, prueba a introducir la punta, presionando un poco, pero sin llegar a hacer daño. Te aconsejo usar condón, por higiene y porque el pene resbala mucho mejor.

Una vez dentro quedate quieto un momento, notarás la presión de los músculos del ano en torno a tu polla, como si te hubiera adentrado en territorio prohibido y te hubieran pillado. Espera a que los músculos se relajen, y se produzca la dilatación, entonces puedes comenzar suavemente con el movimiento de vaivén.

Algo que ayuda bastante a la persona penetrada es respirar de forma profunda y relajada. Prueba también diferentes posturas y ángulos de penetración.

Sigue leyendo

Cómo masturbar a una mujer

Muchos hombres se preguntan cómo masturbar a una mujer, y saber si ella lo disfruta. Temen que ella esté fingiendo, y que sus dedos no estén haciendo los movimientos correctos. Por esto, hoy vamos a compartir algunos consejos o recomendaciones sobre lo que puedes hacer para masturbar a una mujer y hacer que disfrute de verdad.

Presta atención a su lenguaje corporal

Si ella se aparta de tu mano, probablemente vayas demasiado rápido o seas demasiado brusco. Ten en cuenta que sus genitale son más sensibles que los del hombre, o tan sensible como puede ser la punta del pene.

Si ella aprieta tus dedos o tu mano contra su vulva, es posible que estés yendo demasiado suave, tanto que apenas nota tus roces y caricias. La experiencia te dirá cual es el nivel de presión que ella puede tolerar o el que más disfruta.

Sigue leyendo

La mujer necesita llegar al climax, ¿por qué?

Muchas mujeres reconocen que pueden disfrutar del sexo sin alcanzar el orgasmo, pero no por ello nos debemos acomodar, lo que ella quiere obviamente es llegar al climax, para que el sexo no sea simplemente bueno, sino excelente y para que te pida más y más.

Una mujer que disfruta del sexo es menos reticente a probar cosas nuevas, sabe que contigo disfruta, y por tanto si le propones cosas como lo juegos de roles, el bondage, el sexo oral o anal, al menos se lo planteará e incluso probará en lugar de negarse. Por tanto hablamos de relaciones sexuales más abiertas y con placeres más diversos.

Ahora bien, si no te molestas en conseguir que ella llegue al climax y disfrute de los orgasmos, entonces es natural que ella no quiera ser generosa contigo, y se niegue de plano a probar cosas nuevas, ya que es probable que tampoco las disfrute.

Sigue leyendo

Lo más importante para la mujer al hacer el amor

Cuando se trata de hacer el amor, muchos hombres se agobian con diversos temas, como pueden ser: la mejor postura, la duración del coito, o si la mujer lo disfruta y alcanza el orgasmo. A través de nuestros consejos sobre sexo vamos a tratar de resolver algunas dudas.

Sin embargo, lo más importante para la mujer eres tú, es decir, con frecuencia los problemas en las relaciones de pareja desde el punto de vista femenino no están relacionadas con la torpeza o incapacidad del hombre para proporcionar placer o llevarla al orgasmo, sino con

La buena noticia es que esos problemas se pueden resolver, simplemente debes poner de tu parte y tratar de entender por qué ella tiene dificultades para tener un orgasmo o a qué se debe su excaso deseo sexual.

Sigue leyendo

Posturas con la mujer encima

Una de las posturas sexuales preferidas de las mujeres de hoy en día es estar encima. Quizás unas décadas atrás esto resultaba incómodo a algunos hombres, pero hoy en día esto ya no implica ningún tipo de sumisión, además resulta muy placentero para ambos.

Las posturas con la mujer encima del hombre son muy interesantes para ellas, puesto que les permite tener el control sobre el ritmo, la profundidad de penetración y la intensidad del roce con los genitales externos de la mujer, donde se encuentra el clítoris.

Para el hombre es placentera esta penetración porque el ángulo de penetración favorece el roce del glande en el interior, además la situación y el poder contemplar a la mujer en todo su esplendor dispara los estímulos visuales, tan importantes en la sexualidad masculina.

Por si quieres probar algo diferente, una variantes de las posturas con la mujer encima consiste en que el hombre se tumbe relajadamente boca arriba, con las rodillas dobladas, pero piernas separadas.

Ella se coloca encima como siempre, pero en esta ocasión debe colocar un pie apoyado completamente sobre la planta, con la rodilla doblada hacia arriba, como si hiciera amago de levantarse o estuviera haciendo estiramiento.

Su otra pierna la debe estirar y quedar apoyada desde la rodilla hasta el pie. El resultado sería algo parecido a lo que vemos en la imagen, pero obviamente falta el hombre debajo.

Lo bueno de esta postura sexual es que le da mucha libertad a la mujer para subir y bajar, ir hacia delante o hacia atrás, y general realiza cualquier movimiento con menos esfuerzo. Lo malo es que no debemos estar todo el tiempo con esta postura, ya que ella podría llegar a tener calambres en la pierna.