Archivo de la etiqueta: Vida en pareja

La mujer necesita llegar al climax, ¿por qué?

Muchas mujeres reconocen que pueden disfrutar del sexo sin alcanzar el orgasmo, pero no por ello nos debemos acomodar, lo que ella quiere obviamente es llegar al climax, para que el sexo no sea simplemente bueno, sino excelente y para que te pida más y más.

Una mujer que disfruta del sexo es menos reticente a probar cosas nuevas, sabe que contigo disfruta, y por tanto si le propones cosas como lo juegos de roles, el bondage, el sexo oral o anal, al menos se lo planteará e incluso probará en lugar de negarse. Por tanto hablamos de relaciones sexuales más abiertas y con placeres más diversos.

Ahora bien, si no te molestas en conseguir que ella llegue al climax y disfrute de los orgasmos, entonces es natural que ella no quiera ser generosa contigo, y se niegue de plano a probar cosas nuevas, ya que es probable que tampoco las disfrute.

Sigue leyendo

La monogamia, la poligamia y el poliamor

Los tiempos cambian, e Internet está ayudando a que algunas cosas cambien más rápido al poner en contacto rápidamente a personas con ideas y gustos similares, da igual que sean minorías, un simple foro puede ser su punto de encuentro y ahí pueden encontrar todo el apoyo que necesitan para mantener sus ideales.

En lo que se refiere a las relaciones humanas, en occidente predomina de forma evidente la monogamia, de hecho mucha gente piensa que la monogamia siempre ha existido o que es la única forma razonable de convivir.

Por definición, monogamia quiere decir que compartimos nuestro amor con una sola persona, ya sea de nuestro mismo sexo o del opuesto, es por tanto una relación donde ambos miembros llevan una relación amorosa y sexual exclusiva.

El tema es que la monogamia ha coexistido a lo largo de la historia con otras estructuras de relación, como por ejemplo la poligamia, donde un hombre suele tener varias parejas o esposas.

Sigue leyendo

Ventajas de dormir en camas separadas

Más tarde o más temprano casi todas las parejas se plantean lo de dormir en camas separadas, algunos porque su pareja se mueve demasiado, porque acapara la mayor parte del colchón o porque pasan demasiado calor o frío.

Dormir en camas e incluso en habitaciones separadas no tiene porque significar que se acabó el amor. Una gran porcentaje de la población ronca, especialmente los hombres, y no siempre es fácil conciliar el sueño con este ruido constante.

No obstante esta tampoco es la única razón, hay quien prefiere colchones más blandos o más duros, con las almohadas igual, y en lo que se refiere a ropa de cama, los hay que prefieren más calentita o más ligera.

Sigue leyendo