Un juguete erótico para San Valentín?

Ya tenemos San Valentín a la vuelta de la esquina, y por tanto no deberías demorarte en encontrar el regalo perfecto para poner un sonrisa en la cara de tu persona amada. ¿Pero qué tipo de regalo? Vale todo? Hay quien afirma que en la guerra como en el amor, todo vale!, por tanto el tema que abordamos hoy es regalar un juguete erótico para San Valentín.

Así de sopetón a más de uno le puede resultar inapropiado, lo que quizás no está teniendo en cuenta es que realmente el abanico de posibilidades es enorme y que por supuesto no estamos hablando de regalar a tu novia la polla de Nacho Vidal

Dejando los bombones, las flores y las postales de San Valentín a un lado – dado que no es muy imaginativo –, vamos a dar un repaso a las posibilidades más o menos picantes que tenemos para sorprender, para bien claro, a nuestra pareja.

Regalar algo divertido

Si no te termina de convencer mi propuesta, o temes pasarte de la raya, entre lo más light que podemos encontrar y que va bien como regalo de San Valentín son los juegos eróticos como el corazón romántico o los talonarios eróticos.

El corazón romántico se trata de una cajita repleta de pergaminos que nos proponen diferentes ideas y situaciones, puede ser divertido y sin duda ayuda a romper el hielo si llevais poco tiempo juntos. Otra opción divertida son los talonarios eróticos de la Vie en Rouge, donde simplemente tenemos que rellenar los datos, firmar y entregarlo para que nuestra pareja lo canjee cuando le venga en gana 🙂

Regalar algo elegante

Si no sabes mucho de juguetes eróticos quizás te sorprenda saber que existen líneas de lujo, marcas cuyos productos solo son asequibles para algunos o cuyos sofisticados diseños hacen pensar más que se trata de una pequeña obra de arte que de un juguete con el que vamos a estimular las zonas erógenas hasta alcanzar un intenso orgasmo.

Un buen ejemplo es la linea de productos Insignia, unos juguetes eróticos con superficies suaves y lisas, de formas minimalistas pero atrevidas, que se adaptan perfectamente a las curvas de la anatomía femenina. Encontramos vibradores y masajeadores cuyo precio se justifica por las calidades y prestaciones.