Un poco de ejercicio para un orgasmo femenino más intenso

Hace poco dábamos algunos consejos para tener un orgasmo más intenso, hoy nos vamos a explayar un poco más, pero centrándonos en el orgasmo femenino, lo cual será especialmente interesante para ellas, aunque también ellos pueden querer saber cómo conseguir que su chica tenga orgasmos más intensos.

Como bien sabrás, y sino yo te lo cuento, el orgasmo femenino implica contracciones musculares, cuya potencia varia de una a otra mujer y del grado de excitación que ésta alcance. La técnica que hoy te propongo permite reforzar los músculos que se contraen en el momento del orgasmo.

¿Qué pensarías si tu sexologo de repente te recomienda hacer un poco de ejercicio que permita reforzar los músculos de tus paredes vaginales, así como de los músculos que rodean la vagina? Date cuenta de que son estos y no otros los músculos que juegan un papel primordial en nuestras relaciones sexuales y que nos ayudan a alcanzar el orgasmo.

Hasta hace unos años una podría pensar que se ha vuelto loco o que está de broma, sin embargo hoy en día ¿quién no ha oído hablar de las bolas chinas o los ejercicios de Kegel?.

Por si no lo sabes los ejercicios de Kegel, cuyo nombre le viene dado por ser el nombre del ginecólogo que los puso en práctica, en su origen estaban destinados a fortaleces los musculos distendidos tras el alumbramiento, pero hoy en día hemos descubierto que esas sesiones de musculación son muy eficaces para tonificar los músculos responsable de los espasmos que sobrevienen en el momento del orgasmo y para incrementar el placer sexual.

Aquí te dejo algunas ideas para poder realizar los ejercicios de Kegel:

  • Identificar los musculos que rodean la vagina, técnicamente se les agrupa bajo el nombre de suelo pélvico, y la manera más sencilla de identificarlos es que la próxima vez que vayas al baño a orinar trates de cortar la micción por unos instantes, son además los mismos músculos que ayudan a cerrar el esfínter.
  • Practica la contracción de músculos, lo más fácil a la hora de practicar la contracción es que introduzcas un dedo en la vagina y mediante la contracción seas capaz de notar en tu dedo la presión. Al principio quizás notas poca presión, pero a medida que vayas entrenando te asombrará como en pocas semanas alcanzas una potencia considerable.
  • Aumenta poco a poco la intensidad y duración, como en cualquier ejercicio físico, a medida que vamos mejorando nuestra condición física podemos ir aumentando el nivel de esfuerzo, en el caso de los ejercicios de Kegel se trataría de aumentar la intensidad de la contracción, así como la duración de la misma, por ejemplo puedes ir aumentando hasta realizar entre 3 y 5 series de 10 contracciones cada día.

Lo bueno de los ejercicios de Kegel es que se pueden realizar de manera discreta y prácticamente en cualquier lugar, no hace falta cambiarse de ropa y necesitamos pocos minutos. Al cabo de mes y medio deberías ser capaz de controlar tus músculos de manera que puedas contraerlos durante el coito, lo que aumentará el placer tanto para ti como para tu pareja.