Vulva de ciclista por montar en bici

Tras el striptease en bici, ahora abordamos un nuevo problema que puede acarrear el sillín de bicicleta a la sexualidad femenina, así como otros que afectan a la salud en general. Si usas la bici con asiduidad es posible que este artículo te impulse a tomartelo con más calma, o quizás a ir de vez en cuando a pie, que también está muy bien.

Desde luego no seré yo el que aconseje no montar en bici, me parece una práctica deportiva y un medio de transporte de lo más práctico y saludable, pero nunca está de más estar al tanto de las posibles consecuencias si se hace un uso intensivo.

Resulta que montar en bici con la intensidad que lo hacen los deportistas de alto nivel puede acarrear lesiones crónicas como pezones de ciclistas y síndrome neuropatico, y en lo que se refiere al sillín de bicicleta, este puede ocasionar problemas de piel y lo que ahora se conocer como vulva de ciclista.

¿Y que es eso de la vulva de ciclista? Pues al parecer los especialistas han observado en mujeres con edades comprendidas entre los 21 y 38 años una inflamación unilateral crónica del labio mayor tras años montando en bicicleta de forma intensiva, lo que vendrían siendo más de 462 kilómetros a la semana, – algo poco habitual entre la mayoría de los mortales –.

Al evaluar la lesión comprobaron que se había colocado bien el sillín, que el desgaste de los short era el adecuado, y que su higiene intima era apropiada. Además comprobaron que no hubiera antecedentes familiares con este tipo de linfedema.

Esta claro que no es algo sistemático, pero conviene tenerlo en cuenta si una quiere evitar este tipo de problemas. Y ahora me acuerdo que estos días atrás ha sido noticia Jeannie Longo, una mujer increíble que a sus 52 años repite como mejor contrarrelojista de Francia, y ya van más de 58 títulos nacionales, más títulos que años!… pues imagina como puede tener esta mujer la vulva… ay dios!.

Fuente